Rueda de aromas y sabores de la miel

La rueda de aromas y sabores de la miel, nos invita a explorar un tema fascinante y a veces complejo: la descripción de las características organolépticas de la miel. Estas características, que engloban nuestras percepciones sensoriales como la vista, el tacto, el gusto y el olfato, son esenciales para identificar y apreciar la calidad de la miel.

Para los consumidores, encontrar una miel que cumpla con sus expectativas en cuanto a color, textura, olor, sabor y aromas es fundamental.

A través de este artículo, queremos guiarte en el apasionante proceso de descubrir y apreciar la miel, más allá de su dulzura, explorando su riqueza sensorial y la diversidad que ofrece este producto.

Rueda de aromas y sabores de la miel
Fuente: CARI

¿Qué es una rueda de aromas y sabores de la miel?

Una rueda de cata es un diagrama de los muchos sabores y aromas que se pueden percibir al degustar miel. Aunque existen diferentes diseños, algunos tienen una sección para los aromas y otra para su sabor. Otros sólo presentan los aromas, ya que el sabor está estrechamente relacionado con el olor. La rueda suele tener diferentes colores para cada tipo de sabor u olor.

¿Cómo usar la rueda de aromas y sabores de la miel?

Utilizar una rueda de cata es fácil y mejorará enormemente la sensación de la cata de miel. También te ayudará a comunicarte sobre la miel con otros catadores y aficionados.

A continuación te explicamos cómo utilizar la rueda de aromas y sabores de la miel:

1. Empieza acercando el producto a la nariz e inhalando. Piensa en el aroma de la miel. Ahora mira la rueda de cata.

2. Busca dentro del primer anillo de la rueda las palabras que mejor describan el aroma del vino. ¿Es amaderado o especiado? ¿Es floral? Es probable que se apliquen varias de las palabras.

3. Para cada palabra, mira el siguiente anillo de la rueda para afinar aún más tu descripción. Si es amaderado, ¿Es amaderado como el musgo?

4. Por último, sige la palabra descriptiva hasta el siguiente nivel de la rueda. Así obtendrás una descripción aún más específica del aroma. Cuando hayas encontrado una buena palabra, escríbela.

5. Haz esto para cada palabra que se aplique al aroma.

6. A continuación, toma una cucharada y mantenla en la boca unos instantes antes de tragarla. Probablemente percibirás varios sabores diferentes.

7. Utiliza la rueda de la miel de la misma forma que hiciste con el aroma. Asegúrate de anotar cada palabra que describa el sabor de la miel.

8. Cuando hayas terminado, mira tu lista. Así podrás describir la miel a otra persona. Para finalizar, compara tu lista con la de otros para ver si tuvisteis las mismas impresiones.